martes, 2 de mayo de 2017

Poema 40...



No es nada.
No pienses que estoy triste.


Si ando callada -bastarda de las sombras-
con restos de vigilia y noche entre las manos,
absorta en el perfil borrado del paisaje,
echada en el rincón más hondo de mí misma…
no pienses que estoy triste.


A veces necesito fugarme hasta ser nada.
Descolgar el vacío, inútil, del vacío,
donde roza la luz en un arriba insospechado.
Y verme así, hundida hasta ser fondo,
vuelta de mí… esa –otra yo-
que me contempla en la distancia.


No es nada.
Quizá -tan solo- me vence la nostalgia.
Una nostalgia antigua que llega de repente
prendiéndose en el absurdo mohín de las cayenas,
espabilando al recuerdo de aquel gesto
(de brutal animal acurrucado)
pateando la sonrisa hasta llorarla,
hasta ser sombra insospechada que me aloja
cuando rasguño la noche con mis manos.


Pero… no es nada.
No pienses que estoy triste.



Martha Jacqueline
Del Poemario: "Si no fuera de ti".


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...