lunes, 27 de septiembre de 2021

Para lograr...

Los objetivos que valen la pena requieren esfuerzo, riesgo y sacrificio. El primer paso en cualquier proceso es crear una dirección, escoger un objetivo que brille para ti.

Pocas cosas son seguras en este mundo, pero la gente raramente fracasa; simplemente dejan de intentarlo. El camino a la felicidad siempre está en construcción. Cuando la disciplina y la paciencia unen fuerzas, se convierten en persistencia. La persistencia logra el objetivo. 

Proceso, paciencia, y persistencia son las llaves que abren las puertas de cualquier destino.

miércoles, 22 de septiembre de 2021

El sacudón del espejo...

Cuando intuyo tu silueta entrándole a la ceguera de mis ojos,

ruge el viento,
el viento…
hermano de los senderos que da sentido a mis pasos,    
y me vuelvo entonces posible de llegar hasta tu cuerpo.

Y soy semilla en tu mente,
minúsculo germen de la geografía inconfesa
que me dibujan tus años,
y soy esto,
un poco menos que nada,
un sacudón del espejo dándole muerte a la ausencia,
un arma de luz servida para hacer justa, paloma,
esa batalla que da sentido a mi vida.

Beso el cruce final de tu pulso y mi poema,
me arrodillo ante este sueño, y los beso,
como mismo doy el labio a la noche del encuentro…
y soy el verso en tus manos,
verso largo pa´ sentirte y que nadie más te sienta.

sábado, 18 de septiembre de 2021

Pensamiento de Chief Seattle



 "Esto es lo que sabemos:
La Tierra no le pertenece al hombre, el hombre le pertenece a la Tierra.
Todas las cosas están conectadas; así como la sangre une a una familia.
El hombre no tejió la red de la vida, es meramente un hilo dentro de esa red.
Cualquier cosa que él haga a  sí mismo, se lo está haciendo a la red.
Cualquier cosa que él haga en la red, se lo está haciendo a sí mismo".

jueves, 16 de septiembre de 2021

Demian de Hermann Hesse (descarga gratuita)




«Demian»

Siendo «alemán», no es provinciano. Inolvidable el efecto electrizante que tuvo inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial el «Demian» de aquel misterioso Sinclair, una obra que con impresionante precisión dio en el nervio de la época y arrastró a un entusiasmo agradecido a toda una juventud, que creía que de sus filas había surgido un portavoz de su sentir más profundo (y era un hombre de ya 42 años el que le daba lo que necesitaba).  Thomas Mann

Apuntes de Hermann Hesse sobre la obra


«Demian»
(1919)

 De todas partes me piden que explique por qué no publiqué el «Demian» con mi propio nombre, y por qué elegí precisamente el seudónimo Sinclair.
 Como algunos periodistas han averiguado mi paternidad literaria y han destruido mi pequeño secreto, confieso ser el autor de la obra. Pero no puedo ni satisfacer ni aceptar los deseos de revelación y explicación sicológica sobre el origen del «Demian» y las razones de su seudonimidad. La crítica tiene el derecho de analizar al escritor hasta donde pueda, también tiene el derecho de tildar de tontería y llevar a la luz de la discusión pública lo que para el escritor es importante y sagrado. Pero ahí se agotan sus derechos. Sobre los secretos, hasta los que no llega la crítica, el poeta sigue teniendo su propio derecho, que sólo él conoce, su pequeño y bien guardado secreto.

miércoles, 15 de septiembre de 2021

No sé qué tengo (poema)...



Te llamo por tu nombre y digo siempre,
me vuelo hasta la orilla de tu boca
y el beso se me vuelve transparente.

No sé qué tengo.

Un vicio de mujer ilusionada
se incrusta como estrella entre mis sienes,
y en tus manos depongo aquellas armas
que me vencen un día de repente.

A veces, por la noche, entretenida,
me embosco sin querer en tu mirada,
y tus ojos se me hacen sed tan viva,
que los siento, amor, entre mis sábanas.

lunes, 13 de septiembre de 2021

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,

sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.

domingo, 12 de septiembre de 2021

AHORA ES CUBA


Y luego fue la sangre y la ceniza.

Después quedaron las palmeras solas.

Cuba, mi amor, te amarraron al potro,
te cortaron la cara,
te apartaron las piernas de oro pálido,
te rompieron el sexo de granada,
"te atravesaron con cuchillos,
te dividieron, te quemaron".

Por los valles de la dulzura
bajaron los exterminadores,
y en los altos mogotes la cimera
de tus hijos se perdió en la niebla,
"pero allí fueron alcanzados
uno a uno hasta morir",
despedazados en el tormento
sin su tierra tibia de flores
que huía bajo sus plantas.

Cuba, mi amor, qué escalofrío
te sacudió de espuma la espuma,
hasta que te hiciste pureza,
soledad, silencio, espesura,
y los huesitos de tus hijos
se disputaron los cangrejos.

POEMA XII DE PABLO NERUDA

Para mi corazón basta tu pecho,

para tu libertad bastan mis alas.
Desde mi boca llegará hasta el cielo
lo que estaba dormido sobre tu alma.

Es en ti la ilusión de cada día.
Llegas como el rocío a las corolas.
Socavas el horizonte con tu ausencia.
Eternamente en fuga como la ola.

He dicho que cantabas en el viento
como los pinos y como los mástiles.
Como ellos eres alta y taciturna.
Y entristeces de pronto, como un viaje.

Acogedora como un viejo camino.
Te pueblan ecos y voces nostálgicas.
Yo desperté y a veces emigran y huyen
pájaros que dormían en tu alma.

sábado, 11 de septiembre de 2021

La muerte de un viajante...



"... Y para la vida de un viajante, no existe un fondo sólido de roca. Un viajante no sabe apretar una tuerca, no habla de leyes ni prescribe una medicina. Es un hombre que sale ahí, al azul, con una sonrisa y los zapatos brillantes. 

Y cuando empiezan a no devolverle las sonrisas… hay un terremoto. Y entonces tienes un par de manchas en el sombrero, y estás acabado. Que nadie culpe a este hombre.

Un viajante está hecho para soñar, muchacho.
Viene con el territorio".



Arthur Miller

viernes, 10 de septiembre de 2021

Meriba




        Dicen que llegó con el circo, entre el fandango de trapecistas, malabaristas, animales amaestrados, funambulistas y payasos; pero yo sé que es mentira. Él nunca pudo ser parte de ese recinto desmontable que huele a riesgo, a frenética ingratitud y gesto elaborado. No, yo sé que el vino con la lluvia, entre el paso apurado del reflejo y la opacidad gris de la mañana. Ciertamente, visto desde afuera, enfundado en sus ropas de hombre, cualquiera podría confundirlo con un simple mortal que calza zapatos salpicados de barro. Pero él era un golpazo al deslustro de los días, una dentellada al germen solitario y hostil de la insatisfacción, una bocanada radiante con que absorber el mundo. Un receptor mediocre, quizá, al verlo templar las cuerdas de la risa, del equilibrio, la magia, podría alimentar su fantasía de ilegítima satisfacción y odioso entusiasmo; porque no le sería dado a entender que él era la risa, el equilibrio, la magia… una taracea de misterios que hacía arder el misterio, una suma de silencios que endemoniaba el silencio aflorando lo mediocre y común de su mutismo. Él era la contradicción a lo doméstico, a la férrea disciplina, a lo natural. No creía en la testarudez de la palabra, la husmeaba y olfateaba con recelo: “esa cáscara trivial que oculta el justo sentido de las cosas”. Por eso nunca tuvo nombre, al menos, ninguno que supiera mi boca. Ni falta que le hacía. Bastaba con nombrarlo: mío.

jueves, 9 de septiembre de 2021

Bécquer: "El más puro soñador de la lírica castellana".

 XCII

a Casta Esteban

Tu aliento es el aliento de las flores;
tu voz es de los cisnes la armonía;
es tu mirada el esplendor del día
y el color de la rosa es tu color.

Tú prestas nueva vida y esperanza
a un corazón para el amor ya muerto;
tú creces de mi vida en el desierto
como crece en un páramo la flor.

miércoles, 8 de septiembre de 2021

CASI PIERDO LA ESPERANZA DE ESTAR VIVO...

(...) No espero más de la vida ni -por nombrar- de la muerte

que el filo de mi perfume que corta la pretensión de los vivos 
y me bendice la suerte,
me basta el aliento dulce de mi boca pa’ iluminarte las noches y consagrarte el camino
con la ilusión que te bordo con los hilos de este tiempo que entre tus manos es coraza
para alejar a esos cuervos que madrugan de perdidos por el umbral de tu casa.

Casi pierdo la esperanza de estar vivo
cuando la duda te roza como alimaña maldita que socava mis raíces.
Pero soy si tú lo dices…
si en tus ojos logro verme puedo reírme del mundo como amante enloquecido,
si tú me sientes yo digo
la verdad de nuestra historia donde lancé -entre soberbias del viento-
como un guerrero, mi grito. 

Mujer…
perdóname este amor que entre tus venas se duerme, quedamente, como un niño. 

domingo, 5 de septiembre de 2021

YO FUI UN ADOLESCENTE PROFANADOR DE TUMBAS. STEPHEN KING


Danny Gerard queda huérfano a los trece años. Gracias a la gran suma de dinero que declara el testamento de su padre, se ve libre de ir a parar a un orfanato. Convertido en el único habitante de su propio hogar, intenta estirar el dinero tanto como le es posible. Todo le hubiera ido bien si, cumplidos los dieciocho años, no hubiera sido víctima de una gran estafa. Frustrado su sueño de ir a la Universidad, queda vulnerable ante la propuesta de trabajo que le ofrece un sujeto que conoce en un bar, y que trabaja para un científico que experimenta con la carne humana muerta. 

Hombres cavando a la luz de la luna, palas golpeando un ataúd y el horror derramado sobre la conciencia, transformarán la vida de Danny de la noche a la mañana, al descubrir que detrás de aquel trabajo se escondía algo realmente monstruoso.

sábado, 4 de septiembre de 2021

Tan sólo por oírte...

Hombre… que nunca llegas tarde, eres luz suave, invasora quietud. Tus ojos están hechos de cuántas bendiciones necesarias; por ti refundo mi sonrisa, me haces mejor mujer creciéndome desde el fondo de mi misma. 

Tan solo por oírte lo acallaría todo, aunque fuese un instante, para que tu palabra sea la voz donde despierte y se levante el mundo, purificado allí en tu aire, esa sonrisa que das, donde se asoma un universo que tallece, florece, madura… salva.