viernes, 14 de abril de 2023

Anuncio...

A partir de este momento Letraweb se traslada para su nueva dirección:


Martha Jacqueline Iglesias Herrera 

domingo, 9 de abril de 2023

El Ángel Perdido por Javier Sierra…


“Mientras trabaja en la restauración del Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela, Julia Álvarez recibe una noticia devastadora: su marido ha sido secuestrado en una región montañosa del noreste de Turquía. A partir de ese momento, Julia se verá envuelta sin quererlo en una ambiciosa carrera por controlar dos antiguas piedras que, al parecer, permiten el contacto con entidades sobrenaturales y por las que están interesados desde una misteriosa secta oriental hasta el presidente de los Estados Unidos”.

El Ángel Perdido es la tercera novela que leo del escritor español: Javier Sierra, y la segunda de sus obras a la que dedico un espacio en la sesión de Reseñas de este blog. Debo decir, que Sierra es un autor que nunca decepciona a sus lectores, pues cada trabajo que brota de su inspiración se convierte en un espectro de posibilidades inimaginables para la más febril imaginación. Aunque el autor ha planteado que siempre trata de ambientar sus obras sobre escenarios y trasfondos históricos reales, siempre deja una brecha abierta para indagar sobre el lado oculto de la historia, ese que nadie se atreve a desnudar, quizá por miedo a los convencionalismos, lo que hace que a veces los métodos de Sierra no sean demasiado ortodoxos. Y precisamente esto es lo que más aprecio de sus novelas: la transgresión de los límites en su búsqueda personal y literaria.

Prólogo al Libro de Poemas: “De lo que fue dictando un sueño” de Esteban D. Fernández



El libro que tienes en tus manos tiene mucho de invocación y evocación … pues este poemario es el manifiesto de los versos dictados por un sueño, por un ángel ideal llamado Esteban D. Fernández que ha traspasado las fronteras de la muerte, de lo permisible para cualquier humano, en un intento de rectificar continuamente mi paso por las veredas de la eternidad.

Esteban D. Fernández es mucho más que una ruptura de la mente para nacer una ilusión que da sus alas para volar por los cielos sin límites de la poesía, es un quiebre del tejido de la vida para dar paso a una irrealidad que toma forma en lo real.

«De lo que fue dictando un sueño», es, en resumen, la conquista de una aparición, de algo nuevo, de algo que no estaba y que, sin embargo, con el transcurso de los días se ha transformado en lo único que tiene sentido en un mundo lleno de un misterio, que sólo se devela por las respuestas de esta visión que trasciende los límites de cualquier espejismo. En este caso, la palabra crea la realidad tratando de vencer con cada verso la transitoriedad de ser y el tiempo. 

Por estas razones, Esteban D. Fernández puede considerarse poesía en carne viva, pues, como ella, es explicación de lo que no se comprende, es dimensión del espíritu en busca de lo infinito cuando lo sustancial se nos escapa porque no somos capaces de aceptar esa exigencia de encarnación que nos da lo invisible.

¿Cuál es mi sueño? ¿Y tú me lo preguntas?... 

MI SUEÑO, ERES TÚ.

 

viernes, 7 de abril de 2023

MARTES DE INVIERNO 🖊️.

 


No preciso de los ritos del tiempo
para llegar a un marzo de tu entonces inmóvil,
secreto abismo.

Porque todo está en todo.

Y, sin embargo, ese leve rumor de hojas tardías,
también ha de compartir nuestra llegada,
este martes de invierno,
la historia de la piedra donde inscribimos en fuego
los soles anteriores.

Pero no hablemos de los dioses,
ni del color del ángel que ha de poder mirar
por entre la memoria que guarda el porvenir;
tampoco del sendero que se confunde en lenguas
donde los viejos códices encierran el misterio
de lo que nace, apenas, por la nostalgia de la luz;

porque del mismo modo,
la noche está en nosotros y desde el fondo dicta su sentencia,
como si fuera la guardiana de todo lo nombrado:
la que ganó la tierra de toda realidad
con el temblor y con la escarcha,
la que avanzó, a pura negación,
sobre el revés de los encantamientos,
la que ensayó la grieta por donde huye
un pájaro de sombra en un vuelo sin nadie.

Y unas simples monedas no bastan
para leer la cifra de lo que acaba en este día,
de lo que se va yendo con ese olor a duración
luego del pacto con la muerte,
lo mismo que el arcano que nombró las alianzas
y sepultó las pérdidas en el relevo del enigma.

Hemos ganado apenas la marca de los elegidos
que no hallan su lugar entre los velos de otros mundos,
la instantánea de un cielo dispuesta a contraluz
donde yace la imagen de todo lo esperado;
y lo que abrió a su siempre,
a lo que va quedando de tanto rastro indescifrable
en las cenizas de todo cuanto crece.

jueves, 6 de abril de 2023

La poesía de Darío Jaramillo Agudelo.


Ese otro que también me habita,

acaso propietario, invasor quizás o exiliado en este cuerpo ajeno o de ambos,
ese otro a quien temo e ignoro, felino o ángel,
ese otro que está solo siempre que estoy solo, ave o demonio,
esa sombra de piedra que ha crecido en mi adentro y en mi afuera,
eco o palabra, esa voz que responde cuando me preguntan algo,
el dueño de mi embrollo, el pesimista y el melancólico y el inmotivadamente alegre,
ese otro,
también te ama.

miércoles, 5 de abril de 2023

Idea Vilariño: «No volveré a tocarte. / No te veré morir»


Ya no será

ya no
no viviremos juntos
no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa
no te tendré de noche
no te besaré al irme
nunca sabrás quién fui
por qué me amaron otros.
No llegaré a saber
por qué ni cómo nunca
ni si era de verdad
lo que dijiste que era
ni quién fuiste
ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido
vivir juntos
querernos
esperarnos
estar.

domingo, 2 de abril de 2023

La poesía de Alexánder Pushkin: "YO LA AMÉ".


Yo la amé,
y ese amor tal vez,
está en mi alma todavía, quema mi pecho.
Pero confundirla más, no quiero.
Que no le traiga pena este amor mío.
Yo la amé. Sin esperanza, con locura.
Sin voz, por los celos consumido;
la amé, sin engaño, con ternura,
tanto, que ojalá lo quiera Dios,
y que otro, amor le tenga como el mío.

sábado, 1 de abril de 2023

La poesía de Attila József: "ODA".


Te amo como a su callada madre el niño,
como las grutas a sus profundidades,
como las salas a la luz,
como el espíritu a la llama y al descanso el cuerpo.

Guardo tus sonrisas, tus vaivenes, tus palabras
como la tierra guarda los objetos que en su seno caen.
En mis instintos he grabado,
como los ácidos en el metal,
tu dulce imagen:
colma allí tu criatura todas las cosas esenciales.

Los instantes ruidosamente pasan,
pero tú quedas, muda, en mis oídos.
Las estrellas se encienden y descienden,
pero tú te detienes en mis ojos.
Como el silencio en una gruta
tu sabor flota cálido en mi boca,
y tus manos, alzando un vaso de agua,
sobre ellas su fina red de venas,
recomponen el alba por momentos. 

martes, 28 de marzo de 2023

Zinaida Serebriakova: La primera pintora rusa de distinción...

Zinaida Evgenievna Lanceray nació en 1884 en Neskuchnoye, cerca de Jarkov (entonces Rusia, hoy Ucrania) en la aristocrática familia de los Lanceray-Benois, que contaba ya con varios artistas.
Su privilegiada posición en la Rusia zarista permitió a Zinaida estudiar en Italia y Francia. En 1905, se casó con su primo Boris Serebriakov, adquiriendo el apellido Serebriakova.
Pertenecía a la artística familia de Benois. Su abuelo, Nicholas Benois, fue un famoso arquitecto, presidente de la Sociedad de Arquitectos y miembro de la Academia Rusa de Ciencias. Su tío, Alexandre Benois, fue un famoso pintor, fundador del grupo de arte Mir Iskusstva. Su padre, Yevgeny Nikolavevich Lancerav, fue un conocido escultor y su madre, que era la hermana de Alexandre Benois, tenía predilección para el dibujo.

lunes, 27 de marzo de 2023

UN AMOR INDECISO


Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...
Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

Yo le digo al amor: - ¿Qué te trae a mi casa?
Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

Es un amor pequeño que perdió su camino:
Venía ya la noche... Y con la noche vino.

¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...
¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?... 

¿Qué deja ir o separa? ¿Que paisaje apretado
se le quedó en el fondo de los ojos cerrados?...

Este amor nada dice... Este amor nada sabe:
Es del color del viento, de la huella de un ave.

sábado, 25 de marzo de 2023

Hilma af Klint: Un descubrimiento tardío de la pionera del arte abstracto.




Af Klint nació en 1862 en la localidad de Solna (Suecia). Hija de un almirante, tuvo la fortuna de poder estudiar en la Real Academia Sueca de las Artes, en Estocolmo, uno de los pocos centros que admitían a mujeres de toda Europa. Allí aprendió a pintar según la estética academicista por entonces imperante, con una especial atención hacia los paisajes naturalistas. 


Sin embargo, desde muy pronto af Klint se vio invadida por una sensibilidad especial que le sobrevino tras la terrible experiencia de acompañar en la agonía a su hermana de diez años, algo que la hizo interesarse, e incluso obsesionarse, por la espiritualidad y el mundo del más allá.


La pintora sueca creó su obra como una forma de plasmar las experiencias supraterrenales que afirmaba sentir.

LA DÉCIMA CLAVE


Como dice Daniel —sonrió—, no existen las casualidades. Yo también tengo varios textos que he ido extrayendo de obras clásicas. Mis estudios sobre ello son predicciones que a más de uno le pondrían los pelos de punta. El ser humano no es Dios y nunca llegará a serlo, pero puede sentarse a su derecha si sigue los pasos correctos para llegar hasta Él. Dios es el padre de la criptografía. Y la criptografía es más que una técnica para descifrar mensajes ocultos o para ocultarlos, es toda una disciplina con la que puedes llegar a lugares y sitios insospechados, aparentemente invisibles al ojo humano. Todos los códigos tienen varias dimensiones, y todos son utilizados para enviar mensajes, tanto orales, acústicos o visuales como táctiles o sensitivos. Sólo hay que intentar descifrarlos, seguir su rastro. Ir descartando uno tras otro hasta llegar al correcto.

jueves, 23 de marzo de 2023

Pájaros Negros sobre la Catedral por Philipp Vandenberg




Descubrir a Philipp Vandenberg, que está considerado el Dan Brown alemán, ha sido todo un acierto.

Su novela: “Pájaros Negros sobre la Catedral” me ha brindado unas horas de lectura muy placenteras. He de decir, que la misma se enmarca en un contexto histórico. No obstante, Afra, su heroína, es pura ficción, al igual que el pergamino olvidado (sobre el cual gira la trama de la obra) que supuestamente redactó el escritor arrepentido del Constitutum Constantini al final de su vida.

Cabe destacar, que la Donación de Constantino (Constitutum Constantini) fue un decreto imperial atribuido a Constantino I, mediante el cual no sólo se reconocía como soberano al Papa Silvestre I, sino que también se le donaba la ciudad de Roma, las provincias de Italia y todo el resto del Imperio romano de Occidente. Se plantea que ya en la Edad Media la autenticidad del documento se ponía en duda, y que fue en el año 1440 cuando el humanista Lorenzo Valla pudo demostrar que se trataba de una falsificación, pues el análisis lingüístico del texto incorporaba giros idiomáticos y palabras que no existían en el latín de los años finales del Imperio romano, por tanto, este no podía estar fechado alrededor del año 300.  

viernes, 17 de marzo de 2023

LA HISTORIA...




Se nos deshace la historia entre las manos… lentamente,
y en cada renglón que traje como premio del recuerdo
de los hijos que nacimos cuando vivir era cierto,

(cuando los muertos hablaban de lo que nunca tuvimos
sino en mañana…
ese  mañana de lejos quieto en la boca del tiempo)

¿Cómo se lee el ayer cuando el pasado es futuro?
Cuando se pierde el camino y el viento borra las huellas,
las migajas que dejamos para no extraviar el rumbo.

Qué miedo a morir dormida… sin ver otra vez
tu orilla, lo que supe y lo que amé dónde se queda
lo que seré de tu mano, nuestro vuelo y nuestra herencia.

Quién velará por los sueños que cumplimos
en un instante de ayer, vida, en el camino.

Patrice Murciano: “El investigador del arte”.


De verde es tu mirada, de rosa el dorso de tu cuerpo amarillo por la luz. Azules son tus pechos y rojos tus cabellos sueltos. Me gustas en violeta pero de blanco te transparentas. Déjame mirar tus curvas exaltadas en destellos negros y deshacerme en tus labios pastel. Quítate el azul del miedo en tu cuerpo, quiero ver cómo te vas pintando del calor del naranja.


Originario de Belfort, Patrice Murciano es un artista quien desde pequeño vio en la pintura el medio para desarrollar su talento influenciado por las obras de Velázquez y Rembrandt. Con sólo 6 años, Patrice comenzó su producción artística con dibujos realizados con tinta, principalmente cómics. Años después, y siendo ya un adolescente, comenzó a pintar mujeres desnudas, “musas” que dejaban ver el erotismo del que el artista se valía para llevar a cabo su obra. A los 12 años presentó su primera exposición colectiva y a los 18, obtuvo la Medalla de jóvenes talentos en una exhibición organizada por “Artes y Letras de Francia”.

miércoles, 15 de marzo de 2023

El viejo y el mar de Ernest Hemingway



Este relato le valió a Ernest Hemingway un Pulitzer en el año 1953.
Fue publicado por primera vez en otoño de 1952, primero en la revista Life el 1ro. de Septiembre y una semana más tarde en forma de libro por la editorial Scribner´s de New York.

Un viejo pescador, un muchacho y un pez, constituyen el núcleo central de este relato, derivado de una extensa novela que Hemingway comenzó a escribir luego de finalizada la segunda guerra mundial y a la que tituló: “The Sea Book”; una trilogía sobre el mar, la tierra y el aire, que nunca publicó en vida, pero cuya versión salió a la luz muchos años después bajo el título: “Islands in the Stream” (Islas en el Golfo).

Recreado en los escenarios de Cojimar, un pueblo pesquero anclado al noreste de La Habana, cuenta la historia de Santiago: un viejo y solitario pescador con el alma y la piel curtida por el sol y las aguas del Caribe, pero con la mirada invicta. Un hombre, que en su desesperada lucha por alcanzar su final con dignidad, trata a toda costa de arrancarle a la Corriente del Golfo una de sus más extraordinarias criaturas: un gran pez de unos dieciocho pies medidos de la nariz a la cola; sin tan siquiera sospechar que, con la muerte del mismo, estaría izando su derrota.

Sin lugar a dudas, “El viejo y el mar”, con su prosa llana, plena de encanto y reflexiones, enriquecida por un contacto directo del autor con la marina y ambientes cubanos, constituye uno de los relatos célebres más apasionados de la literatura norteamericana.

martes, 14 de marzo de 2023

Poemas de Chantal Maillard



Y dónde está escondido tu tesoro, Hainuwele...

«¿Y dónde está escondido tu tesoro, Hainuwele?»,
me pregunta, burlona,
la más anciana del poblado.
Se refiere, lo sé, a lo que siempre buscan
los hombres cuando vuelven del combate.
Mi tesoro, contesto, es suave como el musgo, dulce
como leche de almendras,
tiene el frescor de los helechos
y sangra sin dolor hasta teñir de púrpura el crepúsculo
o para alimentar los cachorros de un tigre.
Mi tesoro no está escondido:
resplandece en el bosque como el oro,
mas sólo un hombre ciego
pudo hallar el camino que a él conduce.

sábado, 11 de marzo de 2023

HETHATIA…



Detrás queda la casa… (nuestra casa)
donde arden las fiebres de aquellos
que -a deshora y a cambio de otros dones-
tatuaron las cenizas de ayer en sangre,
en tiempo,
en máscaras de arcilla.


No. No te quiero apartar.

Yo camino a tu lado, 
aunque a veces no entiendas que te llamo.
Tú eres cuanto tengo en este mundo de sombras que me envuelve.

Y aquí estoy -vestido de fantasma para amarte-
poniéndote a los pies este misterio con el que nadie te ha mirado jamás.

Ven… No te detengas.
Escribe la señal.
Volvamos a entendernos.

El secreto de tus manos es la luz del relámpago 
que abre las puertas de mi vida.
Y yo soy el que te sueña por nombrarte, paloma mía.


viernes, 10 de marzo de 2023

La pintura de Jorge Grifaldo Toledo...



Nacido en la Ciudad de México en el año de 1963, en el barrio de Coyoacán. 


Terminó la Carrera de Ingeniero en Sistemas y posteriormente se dedicó a tomar clases particulares de dibujo y pintura hasta poder llegar al resultado que hoy en día vemos. 

domingo, 5 de marzo de 2023

MI VENIDA A TU MUNDO

 Yo asisto cada día a la alianza

que fraguan mis labios en el altar de tu sonrisa.

Yo develo lo oculto del espejo

calzándome la huella de tu vuelo en el viento,

ese vuelo impulsado por el soplo de mi aliento

en las calles de esta vida.

 

Tu caricia en el brasero de mi alma

es ternura removiendo negruras que me traje en las manos,

estas manos de cavar las fronteras entre mundos pa’ forjar un camino…

un camino que me lleve a tus ojos tan llovidos de tiempo,

tan del fuego y tan míos.

 

ÉRAMOS TAN JÓVENES...

Éramos jóvenes y el mundo

cabía en las pupilas de tus ojos,
todo él, desde su páramo en sombras
hasta su roída grandeza
quedaba vencido, como yo,
frente a tu sonrisa de demoniaca virgen
que apresuraba la codicia de mis manos
hambrientas de rumores
sobre tu pecho invicto,
guarnecido de memorias.

Éramos jóvenes y el mundo…
diablos, qué importaba el mundo,
si en tu espina dorsal
danzaba su equilibrio de funámbulo,
su andamiaje de profeta
y la duplicidad distraída de sus horas,
si toda la gloria de un instante
cabía en las pupilas de tus ojos…

Éramos tan jóvenes… ¿recuerdas?

miércoles, 1 de marzo de 2023

Al filo de tu boca...



Estaba mirando una foto de la lluvia
en este jueves que casi se termina,
una foto futura que nunca se ha tomado
con tu brazo de hombre rodeando mi cintura.

Estaba así, como apoyándome,
en una fiebre que siempre me perdura,
balbuceando tu nombre con un falso recato
mirándote desnudo, al pie de mi locura.

Estaba casi pura con mi vestido viejo…
me dolían tus ojos quitándome la ropa,
estaba sencilla como para una fiesta
de besos bien servidos al filo de tu boca.

martes, 28 de febrero de 2023

Olga Orozco: “Hechicera de formas y vocablos”



Entrevista efectuada a Manuel Ruano a raíz de reparar y prologar la edición de la “Obra poética” de Olga Orozco, editado por Editorial Biblioteca Ayacucho, Caracas 2000.

Fuente: Internet


“Desde lejos” es un libro lleno de ruinas, abismos, soledad, nostalgias. Hay como demasiada conciencia del lenguaje en él: las flores son “polvorientas”, los cielos están “abandonados”. ¿De veras cree que es el libro de la infancia? ¿No es quizás el libro del despertar?

No es tan lineal... Definitivamente no es el libro de la infancia. Tampoco del despertar. Más bien, pienso, es el libro de un peregrinaje interior. A los 14 años en Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, Olga fue una enigmática discípula en ocultismo de una sombrerera italiana llamada Teresa, quien le enseñó todo lo que pudo acerca de sus misteriosas artes, depositando en ella su fe y conocimientos, entre otras cosas, del tarot. Así que desde muy niña, aprendió el lenguaje misterioso de los arcanos mayores y menores y las relaciones, por ejemplo, que hay entre una reina, un paje y un bufón, en una disposición de cartas. Ella era capaz de “leer”, literalmente hablando, una casa, un jardín o los registros de la memoria de sus difuntos. Eso es parte de una realidad que tiene que ver con los recuerdos de su infancia. También supo del lenguaje de los vientos, las arenas, los cardos, las hojas secas y los médanos que cambiaban de lugar con aquellos vientos de su niñez. Es muy posible que esas huellas de su memoria, ejercieran una nítida acuarela de fantasmas y de recuerdos en sus primeros poemas. Cuando escribe este libro tiene 26 años y ya es dueña de un lenguaje poético milagroso para la lírica argentina. En una palabra, toda la poesía de Olga mantiene un eje a través de los tiempos, donde articula los instantes que va fijando de aquel pasado y aquellas sensaciones, que ella misma fue descubriendo entre la poesía y la magia. De las tantas charlas que mantuve con ella, recuerdo aquello de “construyo mis poemas para habitarlos, para vivir en ellos”

jueves, 23 de febrero de 2023

AUSTIN OSMAN SPARE: EL OCULTISTA INGLÉS CONSIDERADO EL PRECURSOR DEL SURREALISMO.

Austin Osman Spare fue un artista y ocultista inglés que trabajó como dibujante y pintor. Influenciado por el simbolismo y el art Nouveau, su arte fue conocido por su claro uso de la línea, y su representación de imágenes monstruosas y sexuales. En una capacidad oculta, desarrolló técnicas mágicas idiosincrásicas que incluyen la escritura automática, el dibujo automático y la sigilización basadas en sus teorías de la relación entre el yo consciente y el inconsciente.

martes, 21 de febrero de 2023

La poesía de Hermann Hesse: "ESCALONES".


Así como toda flor se enmustia y toda juventud cede a la edad,

así también florecen sucesivos los peldaños de la vida;

a su tiempo surge toda sabiduría, toda virtud,

más no les es dado durar eternamente.


Es menester que el corazón, en cada llamado,

esté pronto al adiós y a comenzar de nuevo,

esté dispuesto a darse, animado y sin pudores,

a nuevos y distintos desafíos.


En el fondo de cada comienzo hay un hechizo

que nos protege y nos ayuda a vivir.

Debemos ir serenos y alegres por la Tierra,

atravesar espacio tras espacio

sin aferrarnos a ninguno, cual si fuera una patria;

el espíritu universal no quiere encadenarnos:

quiere que nos elevemos, que nos ensanchemos

escalón tras escalón.


Apenas hemos ganado intimidad

en un morada y en un ambiente, 

ya todo empieza a languidecer:

sólo quien está pronto a partir y peregrinar

podrá eludir la parálisis que causa la costumbre.


Aun la hora de la muerte acaso nos coloque

frente a nuevos espacios que debamos andar:

las llamadas de la vida no acabarán jamás para nosotros...

¡Ea, pues, corazón, arriba! ¡Despídete, estás curado!

Helena Wierzbicki: “Confío en mis deseos de belleza, poética y seducción”.


Nació en Buenos Aires, Argentina. Estudió con los maestros argentinos Luis Barragán y Elio Eros Vitali. Participó en muchos concursos de arte, locales y en el extranjero. Expuso en una importante galería de la Costa Este de los Estados Unidos y también en el Salón de Arte Argentino Actual, en el Museo Sivori, Centro Cultural Recoleta.


Siente pasión por la pintura y pinta casi de una manera compulsiva sobre lienzo, actualmente utilizando óleo y acrílico.


sábado, 18 de febrero de 2023

Campesinos...



Relato 5to. Finalista VI Certamen Internacional de 
Relato Breve “La Lectora Impaciente”, (Gandía, España) 2009


Habían llegado cuando el sol, echado sobre los largos surcos, hacía arder la tierra. Corrían como locos, persiguiéndose, estallando en sonoras carcajadas; parecían bisagras recién engrasadas cerrándose sobre sí mismos, como si la risa hiciera saltar algún resorte oculto que doblara el cuerpo en dos hasta dejar la cabeza a la altura de los tobillos. Tenían ojos grandes y húmedos, de esos donde sobra lugar para cargar la inmensidad sin que duela la vista; pupilas improvisadas, con pocas sumas de ayer, algo de hoy y mucho de futuro. La brisa que corría, suficiente para alborotar el polvo seco y rojizo de la tierra, no lograba, al parecer, apagar el calor de sus cuerpos; tal vez por eso, sudorosos y sedientos, se dejaron caer en la gran zanja alimentada por la vieja turbina. Allí chapotearon un buen rato, mientras, a lo lejos, cerca del mangal resguardado por las cercas de púas, el guajiro dejaba el tractor y cargaba los aperos de la jornada hacia la caseta de palos entretejidos y techo de guano. A esas alturas de septiembre, casi todo el campo había sido desyerbado, solo por algunos trechos se alzaban hierbas duras y vegetaciones ajenas al cultivo.
Era en esas horas cuando dejaban de ser ella y él para volverse ellos. Contenidos en aquella suerte de poceta, forcejeaban, manoteaban, escupían y hasta buceaban en el agua turbia, percudida de naturaleza, sin otra preocupación que existir-existirse y gritar, asombrados, como si sus voces fueran un privilegio que les dispensara algún demiurgo por primera vez. Lo mojado ennoblecía los callos de sus manos, los cueros curtidos y oscurecía las pecas de la espalda que él besaba y mordía. Por momentos, parecía urgirles una necesidad salvaje de olisquearse, lo que los volvía un poco serios, quizás menos ariscos; pero luego, al descubrir sus nuevas caras, sus bocas entreabiertas, sus cuerpos insurrectos, volvían a chapotear con una furia casi indecente. Era también en esas horas, cuando aparentaban la verdadera edad: parecían seres de plata, casi negros de su reacción habitual con la intemperie; pero luego, estando juntos, alguna especie de química los volvía a su estado primigenio, como si los frotara desde adentro brillándolos hermosamente. Lejos del patronazgo del fogón, de los aperos de labranza, de las responsabilidades heredadas, padecían de esa libertad casi enfermiza. Era el momento del desquite, de gozar el entorno que les era negado cuando hacían las labores, víctimas de la subsistencia.

martes, 14 de febrero de 2023

Génesis II: Poema de mi libro "Desearte en abril" disponible en Amazon...

Hola amigos… les comparto otro poema de mi libro: “Desearte en abril” el cual pueden comprar en Amazon pinchando sobre la portada a sólo 0.99 la versión digital y 3.99 la versión de tapa dura.




Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos, nariz y boca de mujer.

Gioconda Belli


El Creador me hizo mujer,
poetisa,
de piel tan blanca como el yeso,
ojos verdes,
inquietos,
incendiarios.

Me hizo a golpe de esperanzas,
con mansas líneas,
febril,
ardiente,
para tus ansias locas,
ay, para tus ganas.

Entre mis piernas nació suave
una hendidura de deseos:
una puerta,
una abertura de la dicha,
para que entres a mi cuerpo
con tu ángel
y me contagies de semen,
de anarquía,
                     de desorden.

El Creador me hizo mujer.

Me dio el poder de la manzana
para decirte:

“Amor, yo te apruebo el silencio, pero:
¿Cuándo vas a vestirme en tu locura?”

Contémplame.
El Creador me hizo mujer,
y voy desnuda.