jueves, 19 de marzo de 2020

Esta sed violentada para rato (poema)…



Tengo un sueño rondando mi cordura…
como rastro de humo por tus sienes,
(ay, esta huella del fuego no se nombra)
pues cincela el conjuro de la luna
haciendo de su luz algo inocente.

Tengo una frase vulgar rondando el labio
que arruina la pureza de mi frente,
tengo un vestido tan roto y desgastado,
que me lanza desnuda a tu intemperie.

Y esta sed violentada para rato,
tan de tus labios, mi amor, tan de tu fuente,
me hinca como bruja ante tu boca
llevándome a beber como demente.

lunes, 2 de marzo de 2020

Último deseo (poema)


Pido a Dios, morir bajo tu sombra,
observando el brillar de tus pupilas
con la pureza, que el amor destila,
agonizando por ti, si es que te asombra.

Al intenso ritual de las miradas
sortilegio sutil, que habla en silencio
enardeciente pasión, placer intenso
que da la seducción más encantada.

Vibrar en cada célula y extremo
en la ínfima arteria y en la fibra
do la reciprocidad, esgrime y libra
en sincronización, hallar consuelo.

Y luego al concebir, insigne anhelo
dejarte el corazón en mi partida.



miércoles, 19 de febrero de 2020

SERGIO LÓPEZ SUAN: “Válgame luz, y en esta sombra insana, la ignorancia concibe a un hombre sabio”.


Por Martha Jacqueline Iglesias Herrera

Para la primera entrevista de este 2020 tengo el placer de invitar en Letraweb al poeta y escritor argentino: Sergio López Suan.

Sobre él podemos decir que nació en la ciudad de Santa Elena, provincia de Entre Ríos, República Argentina, el día 15 de octubre de 1974. Ha realizado diversos trabajos y se ha desempeñado en diferentes oficios, pero su constante es la poesía. Su firme vocación de escritor le mantiene su inquebrantable decisión de ser poeta. Voz de su pueblo y de los más caros sentimientos de la condición humana. Publicó su primer libro Sol Edad en 2012 con Editorial DEL CLE, Paraná, Entre Ríos, el cual fue presentado en 2013-2014 en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, en la Cámara Argentina del Libro en el stand de Independientes, en el stand se SADE (Sociedad Argentina de Escritores) de la cual es socio activo desde el 2013. Y con el mismo participó en 2014 del Premio Faja de Honor del género poesía. Su segundo libro Sol Dado fue publicado por Editorial Dunken, de Buenos Aires. Obra breve entre una vasta obra inédita que paulatinamente irán alcanzando la dimensión del libro para perdurar y brindarse a sus semejantes y a insospechados lectores.

Le damos la Bienvenida en nuestro espacio y espero que esta entrevista sea de gran interés para nuestros lectores.

JK: Sergio, para comenzar esta entrevista quisiera preguntarte: ¿Qué de especial te trae a la memoria la ciudad de Santa Elena?

Creo que la batalla que ganamos en los cielos con las huestes celestes nos condecoró con un lugar nuestro en el mundo donde echar raíces. Llevar en el alma la niñez, los bellos momentos en familia y las personas conocidas. Amo a mi pueblo Santa Elena, Entre Ríos, Argentina.

sábado, 15 de febrero de 2020

Llegando como Dios en tu cuerpo de hombre (Poema)…




Te quiero:
desnudo así en febrero…
entre estrellas
que aprenden para luna
entre espinas
que optan por ser rosas
y en la piel
que es un brindis
a la locura.

Te quiero así
rebelde a la manzana
que te entrego,
eje del astro
que orbita mi cintura,
doliéndome
en la boca y en el pecho,
jugando a ser el fuego
que pone en jaque mate
mi cordura.

Te quiero así
arrancando mi traje de mujer
donde empieza tu nombre.

Te quiero así,
llegando como Dios,
en tu cuerpo de hombre.

domingo, 9 de febrero de 2020

Contigo quiero partir el pan, lo cotidiano (Poema)…



En este enero,
lunes de cuando tú o cuando yo estamos
tan lejos como un beso
caído entre los labios y la carne.

Tu cuerpo me llena de locura
y se crece en mi fuego,
hombre de tantos sueños…
contigo quiero partir el pan,
lo cotidiano.

En este enero
lunes de cuando tú o cuando yo estamos
unidos en un verso… este verso sencillo
tan de siempre y de nunca
que me vive en el pecho
y me enciende la sangre.

domingo, 2 de febrero de 2020

Vuélvete mi animal (Poema)…



Invéntame una palabra
que no alcance la muerte,
un motivo para saber
de qué olvido me escondo,
échate en mi regazo
travieso como un niño,
vuélvete un animal
en mi cuerpo hasta el fondo.

Mira que mi evidencia
va diciéndose en sombras,
y que guardo lo fiero
debajo de mi talle,
mira que vuelo libre
como una paloma,
mira que voy rompiéndome
desde el pecho hasta el hambre.

Invéntame una caricia
que no alcance la muerte,
vuélvete mi animal,
mi certeza,
mi fiebre.