viernes, 18 de agosto de 2017

Levántate conmigo (poema)



Anda, levántate y camina conmigo.

La mañana comienza
y aunque del Norte el soplo se hace frío
ningún tiempo es adverso, si vamos de las manos,
si caminas conmigo.

Vamos a permitirle el deleite a los ojos
de embeberse en el éxtasis del color y la forma
de tu cuerpo y el mío,
este día de arcilla que emerge de la tierra
podemos modelarlo con el sudor de las manos
con estas nuestras manos
que sensibles al tacto trabajan y acarician.

Sigamos las baldosas que amparan el camino
y saciemos el hambre de distancias,
de espacios no explorados,
de esta geografía dispuesta a ser hojeada
más allá de sus páginas.

Aprendamos y únete dispuesto a mi cintura
a esta cintura ardiente con misterio de selva
de selva enajenada,
profunda en su silencio pero que nunca calla.

jueves, 17 de agosto de 2017

Algo de Feliú…



Créeme
cuando te diga que me voy al viento
de una razón que no permite espera,
cuando te diga: no soy primavera
sino una tabla sobre un mar violento.
Créeme
si no me ves, si no te digo nada
si un día me pierdo y no regreso nunca…
Créeme
porque así soy
y así no soy de nadie.

martes, 15 de agosto de 2017

Los mitos de Cthulhu: Un fenómeno único en la historia de la literatura.




Hoy hablaremos de un tema que no pierde vigencia entre los amantes del terror. Me refiero a los Mitos de Cthulhu. 

Estos fueron creados por H. P. Lovecraft (1890–1937), un escritor de Providence, Rhode Island, al que muchos consideran el escritor de terror más influyente del siglo XX. Pasó la mayor parte de su vida en el anonimato, dedicando gran parte de su tiempo a mantener correspondencia con sus amigos y a escribir los relatos de ficción por los que después sería conocido. Aparte de una estancia de dos años en la ciudad de Nueva York, durante su breve matrimonio, y de varios viajes por el este de los Estados Unidos, Lovecraft pasó casi toda su vida en Providence viviendo junto a su madre y sus tías. Como podrían atestiguar los que lo trataron, fue pese a ello un hombre de fuertes convicciones y gran astucia, algo que resultaba evidente hasta para muchos que nunca lo conocieron en persona. Los relatos de Lovecraft, que pocas veces llegaron más allá de las revistas pulp como Weird Tales, eran una mezcla de fantasía, ciencia-ficción y terror, con especial predominancia de este último factor.

Pero volviendo al tema que nos ocupa, estos mitos constituyen un ciclo de literatura de horror cósmico y aunque fueron creados por Lovecraft se acrecentaron por otros escritores pertenecientes a su círculo. Aunque están muy vinculados a la ciencia ficción, el género onírica y la fantasía pura, los Mitos de Cthulhu pertenecen a la tradición del cuento de horror anglosajón.  

Muchos de los que acaban de conocer los Mitos podrían compararlos con los numerosos libros, programas de televisión y películas basados en obras populares como Star Trek o Alien. Pero, a diferencia de ellas, los Mitos de Cthulhu no son una franquicia ni hay ninguna guía canónica destinada a proteger la propiedad intelectual y preservar la continuidad. Todo el mundo es libre de escribir una historia de los Mitos y publicarla, y puede saltarse sin ningún problema lo sugerido en el material inicial. No es la primera vez que algunos escritores toman personajes y ambientaciones de las obras de otros, pero nunca a una escala tan grande.

Los Mitos de Cthulhu transportan el horror gótico de fantasmas y seres inmateriales en un terror realista, donde las divinidades de pueblos casi desaparecidos resultan ser entidades primigenias provenientes de ciclos cósmicos muy remotos al ascenso evolutivo del hombre y que luchan y compiten en ciclos de destrucción en los que la humanidad posee un papel insignificante.

viernes, 11 de agosto de 2017

Conversación con Sergio Astorga



Por Martha Jacqueline Iglesias Herrera

Hola a todos los lectores de Letraweb. Hoy nos vamos hasta Portugal para entrevistar a otro gran talento de la escritura y la pintura, nuestro querido amigo: Sergio Astorga.
Sobre él podemos decir que es de México, de su ciudad, y gracias al tezontle –como primera piedra- el rojo comenzó a retumbar entre sus ojos y el cascabel se escucha por los cuatro puntos cardinales. Actualmente radica en Porto, Portugal. Ha sido artista independiente.
Estudió Licenciatura en Comunicación Gráfica en la Escuela Nacional de Artes Plásticas (Antigua Academia de San Carlos). Impartió el taller de Dibujo durante doce años en la UNAM. Estudió en Letras Hispánicas Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM (no la terminó).
Ha publicado en suplementos culturales y en revistas tanto textos como dibujos.

Publicaciones de microficción en Antología La Microbiblioteca, Antología Vamos al circo, Letras de Chile, Microfilia, Antología de Minificción Mexicana, Antología de Cuentos en Francés, Revista Monolio, Libro de oro de Dnosaurio, Máquina de Coser Palabras. Revista Ritmo Imaginación y crítica.

Exposiciones: Colectiva Museo Soares dos Reis, Portugal, Portadas de Libro Homenaje a García Ponce, Universidad Veracruzana, Dialogo de Tigres, Lilian Elphick, Sol Camuflado, Indran Amirthanayagam, Confesión Vertical, Cecilia Palma. Confesiones de una chica de rojo, Lilian Elphick. Tu más secreta orilla, Carlos Rodolgo González de Alba.



JK: Actualmente radicas en Oporto, Portugal. ¿Qué de especial te trae a la memoria la ciudad de México?

Me gusta limitarme a las sensaciones. Olores, calles, colores, olvidos, rostros. No quiero tener ideas, porque estas se han modificado mucho, creo que todos los días hay un pensamiento distinto y subjetivo.

JK: A lo largo de tu trayectoria como escritor y pintor, ¿qué crees haber ganado? ¿Qué crees haber perdido?

He ganado permanencia y constancia. Escribo mucho más que antes, dibujo siempre y eso es una ganancia. He perdido un poco de recato, ya no me preocupa tanto el sí gustan o no mis textos y dibujos. Les busco una salida aunque no la encuentre.
He perdido contacto con la venta directa de mi trabajo, principalmente pinturas. Esa realidad la extraño.