jueves, 15 de marzo de 2012

LOS ADORADORES DEL DIABLO


Fragmento de novela...

...Fue cuando el mar se recogió, perdiéndose más allá del horizonte, el día que terminaron sorbiéndose la sangre; solo, que ya no había nada que sorber. Con la falsa resignación de un condenado a muerte, se habían ofrecido las venas unos a los otros. Pero se descubrieron huecos y, sin embargo, suspiraron de alguna extraña forma parecida al llanto; que, asimismo apuntaba, en cierta medida, al regocijo. Emiliano Roche fue el primero en partir. Santa lo siguió, como siempre, en silencio; y atrás fueron también: Labrada, Basulto y Carmenates; Taguasco, se uniría después. Antes, lo intentaron todo, pero la mole de agua en su estampida no dejó nada, ni siquiera un poco de cordura. Arañaron, escarbaron, gritaron y masticaron polvo; pero ni un brote tierno, dulce y húmedo acertaron.
Bien que lo había estado advirtiendo la Bendicera; incluso, antes de que huyeran de Blenchi. Pero, aquello, era otra época. Tiempos “de boca abajo”: de vaciar los bolsillos sin temor a la pérdida, de pies descalzos y perigallos, y hasta de lucir más años que los justos, pero con todo, años de juventud. La tierra, la propia tierra, apenas si podía vencer las hierbas duras. Más de una vez, agrietada y seca, se abrió bajo los pies y chupó violenta la savia de sus mejores árboles, ahuecándolos y escupiendo luego sus raíces. Blenchi, antes próspera y floreciente, parecía una ciudad con aires de posguerra. Los sueños de siempre quedaban atrás, burlados entre las callejas nutridas a diario de vagabundos expectantes en la penumbra, donde la miseria llegó a ser contagiosa y la lucha fuerte. Si bien cuando empezaron a escasear los muertos que enterraban en sus estómagos, llegaron, incluso, a disputarse la carroña; pronto, se sorprendieron mirándose a sí mismos. Ricos y pobres llegaron a ser todos iguales: los sin mañana y sin ayer.

Publicado en la sección crítica literaria- 2008 “Mi literatura”.
 
Comentarios y sugerencias recuperados sobre el fragmento de novela:

Reply by Kendall Maison hace 1 día
Describes muy bien Martha, y metes en la historia a quien lo lee. Yo sin embargo incluiría diálogos que le darían mayor ligereza. Prueba y me cuentas.
Por cierto ponnos más que me intriga este relato.

Reply by Caminante hace 1 día
Muy bien narrado y también descrito, como dice Kendall, sería interesante introducir algún dialogo, creo que no solo podría darle mayor ligereza, si no también, más fuerza a los personajes, aunque hay que saber bien donde dejar caer algunas frases para el diálogo.
Aún así el fragmento logra que el lector quiera un poco más...

Reply by Amparo hace 1 día
Hola Martha J., amiga, tú por aquí, esto promete estando tú por medio.
Gracias por este maravilloso y significativo fragmento.

Chapó, querida.
Mil besos.

Reply by M.C hace 1 día
Martha Jacqueline, al igual que Kendall Maison te diría que incluyeras diálogos para darle si cabe, mejor forma al fragmento aquí mostrado.

Por un momento has conseguido recordarme los maravillosos cuentos de Guy de Maupassant.

Gracias Martha.

Reply by Fran hace 1 día
Martha Jacqueline, yo te diría -aparte de felicitarte por el texto-, que la inclusión o no de diálogos dependerá más bien de la totalidad de la novela. A veces es bueno descargar de densidad un texto largo y otras veces no, porque la agilidad de su lectura no es el único factor a tener en cuenta. En realidad es un dilema que también tengo yo y para el que no tengo una respuesta clara. Supongo que la propia obra te dará la respuesta.

Reply by Pulsay hace 1 día
Conduces al lector a Blenchi, lo ven, como fue y como es, eso es un muy buen indicativo. Debes continuarlo, debes añadir diálogos, pero quizás no necesariamente en este fragmento. Pues me parece que está muy bien narrado.
Enhorabuena.

Reply by Jojo y Rita Martin Hace 1 hora
Pues en mi opinión no le falta nada. Al menos en este fragmento, me parece una exposición del escenario que lleva implícito como se mueven y como piensan los personajes a medida que van apareciendo. Las oraciones están muy cuidadas, ricas y con "nivelazo". Martha, me ha encantado. Espero que nos brindes más de ese licor literario.
Un beso.

Reply by Fran Hace 1 hora
Me ha encantado la expresión "licor literario" que utilizas, Jojo. Respecto a tu texto, Martha, lo mejor es la intensidad y expresividad que transmite. Cuidar un texto en prosa con el primor de un poema es respetar cada palabra y para mí demuestra que las obras de calidad se nutren de todos los géneros. En un texto logrado lo de menos es si se trata de poesía o de prosa; las fronteras se difuminan en un afán de comunicar.
Al tratar la naturaleza como al ser vivo que es, la tratas justamente, aunque muchos años de cosificarla nos obliga a buscar un lenguaje "de estilo".

Reply by Kendall Maison Hace 3 minutos
No es que le falte nada, el diálogo solo es algo a añadir en la parte que la escritora en este caso decida, y doy por hecho que lo haría pues si sabe escribir con tanta calidad sabe también hacer el resto...está claro. Además cada escritor es más narrativo, o más descriptivo, o más dado a escribir diálogos que otros y esto es lo que le diferencia de los demás...no pasa nada...

Reply by ROBERTO ANGEL MERLO on July 26, 2008 at 9:07pm
Brillante alocución Martha, ni le sobra ni le falta, simplemente quiero más, y como dice Fran, y como dice Jojo, no hace falta diálogo, así tiene más fuerza, impacta más
Gracias Jacqueline.
........................................................................................................................
No es mucho lo que debo decir de tu escrito. Le leí, lo devoré, me dejó mudo, maravillado, dolido. Hay un paisaje que aborda tiempos, estados, espacios, sensaciones, sabores… la historia marca la cara de la tierra, no sé cuánta sangre bebida, derramada o escanciada habrá en tu alma y en tu pueblo, pero es claro que el dolor y el amor son, a veces, el mismo deseo, la misma necesidad y la misma pérdida.
Me gustó, dan ganas de seguir leyendo más, sería bueno que lo continuaras si ese es tu deseo. Respecto a las críticas, apenas puedo estar de acuerdo con uno de ellos, que en mi opinión es el más equilibrado y acertado, al decir que está bien así, que no necesita diálogos. Yo creo que si lo extiendes, si decides hacerlo novela, pues sí te van a hacer falta diálogos, porque tu descripción de los sucesos es muy fuerte, plagada de tensión y hondura, se sienten los dolores. Y a lo largo de una novela uno debe ir cortando ritmos, cambiando puntos de equilibrio y centros de apoyo, para no recargar la atención del lector. Esa atención se logra con una agilidad muy sutil que no tiene que ver con escribir liviano para no pesar, ni escribir profundo para no aburrir… no, es más bien lo que te dije, un cambio de equilibrios… de momento te sales con toda la profundidad y la fuerza de las imágenes dichas en esa prosa poderosa y misteriosa, sensual y terriblemente carnal; luego, si el texto se extiende, es bueno cambiar misericordiosamente el clima, con parlamentos más suaves, con elementos quizá no demasiado centrados en el eje de la historia, sino más bien descriptivos de las distintas caras de la historia, como abrir el panorama… a ver, pueden ser diálogos, o hechos paralelos a la historia, o simplemente descripciones más lentas y bondadosas con el corazón del que lee…
Con todo eso, solamente quiero decirte que me pareció bello, bueno, intocable, profundo, y no merece más análisis, salvo que vos quieras modificarlo por propio deseo de autora. Te felicito, puedes hacer con ese escrito lo que te venga en gana…
Discúlpame si te parece soberbio o creído lo que te digo, pues yo también he opinado, pero el mejor cocinero no es el que prueba un plato y se cree en la posibilidad de hacerlo mejor, sino el que llega al verdadero sabor de lo que prueba y reconoce los ingredientes. Adelante, mujer, tenés las armas para hacer lo que te plazca con tu narración. Lo que te parezca mejor, más bello o más oportuno y legítimo con lo que intentas desnudar en esa historia. Tu confianza es el paso fundamental para parir una obra de arte.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...