miércoles, 24 de agosto de 2016

Isla...





Hay riesgo de avalancha…
los sitios ancestrales de procreación ya no son lugar seguro,
se extingue lo recóndito más allá de la nada
y han de buscar los ojos desesperadamente
algún rincón indemne donde anidar,
para burlar al clima y despistar la muerte
para sobrevivir y llenar tanto vacío aún no escrito.

Hay que salvar la especie…
hay riesgo de avalancha atentando la suerte
y aves de carroña en espera de presas
para así devorar los restos de la muerte.



Martha Jacqueline
Del Poemario: Temblor