jueves, 15 de marzo de 2012

YO FUI UN ADOLESCENTE PROFANADOR DE TUMBAS. STEPHEN KING


Danny Gerard queda huérfano a los trece años. Gracias a la gran suma de dinero que declara el testamento de su padre, se ve libre de ir a parar a un orfanato. Convertido en el único habitante de su propio hogar, intenta estirar el dinero tanto como le es posible. Todo le hubiera ido bien si, cumplidos los dieciocho años, no hubiera sido víctima de una gran estafa. Frustrado su sueño de ir a la Universidad, queda vulnerable ante la propuesta de trabajo que le ofrece un sujeto que conoce en un bar, y que trabaja para un científico que experimenta con la carne humana muerta. Hombres cavando a la luz de la luna, palas golpeando un ataúd y el horror derramado sobre la conciencia, transformarán la vida de Danny de la noche a la mañana, al descubrir que detrás de aquel trabajo se escondía algo realmente monstruoso.