martes, 26 de mayo de 2020

El Guardián entre el Centeno de Jerome David Salinger.


Por Martha Jacqueline Iglesias Herrera


(...) me imagino a muchos niños pequeños jugando en un gran campo de centeno y todo. Miles de niños y nadie allí para cuidarlos, nadie grande, eso es, excepto yo. Y yo estoy al borde de un profundo precipicio. Mi misión es agarrar a todo niño que vaya a caer en el precipicio. Quiero decir, si algún niño echa a correr y no mira por dónde va, tengo que hacerme presente y agarrarlo. Eso es lo que haría todo el día. Sería el encargado de agarrar a los niños en el centeno. Sé que es una locura; pero es lo único que verdaderamente me gustaría ser. Reconozco que es una locura.

The Catcher in the Rye es el título en inglés de esta magnífica obra escrita por J. D. Salinger publicada en 1951 (Conocida en castellano como El cazador Oculto, 1961 y por El guardián entre el centeno, 1978). El mismo hace referencia a la reflexión que da inicio a esta reseña que trata sobre un catcher que evita que los niños caigan en el precipicio.

La novela está escrita en primera persona por un narrador intradiegético y al publicarse provocó gran alarmismo y polémica debido a su lenguaje provocador, ofensivo, que retrata sin reservas a la sexualidad y la ansiedad adolescente haciendo marcadas referencias al alcohol, al tabaco y la prostitución.

Cabe señalar que Holden Caulfield, su protagonista, se ha convertido en un ícono de la rebeldía entre los más jóvenes y que treinta años después de su publicación fue tanto el libro más prohibido como el segundo más estudiado como lectura obligatoria en las escuelas estadounidenses. Cuenta con más de 60 millones de copias vendidas y cada año se venden 250 mil ejemplares aproximadamente.

Como dato curioso se dice que ha sido la novela predilecta de asesinos en serie y de inadaptados sociales.


Acá les dejo una breve sinopsis:

La novela cuenta la historia de Holden Caulfield, un joven neoyorkino de 16 años que acaba de ser expulsado de Pencey Prep, su escuela preparatoria. Está narrada en la voz de Holden, un joven que se ha distinguido por tener malos resultados en sus estudios (ya había sido expulsado de varios colegios) y quien cree que la mayoría de la gente es «falsa», salvo algunas excepciones (se destaca el gran amor que siente hacia sus hermanos, uno de los cuales está muerto). La historia comienza un sábado, poco antes de Navidad. A Holden se le ha informado que no podrá volver a su colegio (ubicado en Pensilvania) después de las vacaciones. Tras una pelea con su compañero de habitación, decide no esperar hasta el miércoles para volver a Nueva York (donde vive con sus padres), marchándose esa misma noche.

Así continúa la historia de Caulfield marcada por el desencuentro consigo mismo y con los demás, por la asfixia hacia el mundo que le rodea. Destaca por la rebeldía y la marginación hacia una sociedad de la que se siente excluido. Narrada con un lenguaje visceral, de insubordinación hacia las normas establecidas, asistimos al encuentro de un rebelde con una gran sensibilidad, pues conmueve su deseo de querer “ser el guardián entre el centeno”, o sea, de convertirse en una especie de cuidador de los niños que juegan entre el centeno al borde del precipicio. Este detalle parece marcar la diferencia entre su actitud hostil, inadaptada e inmadura y su posibilidad de redención con el mundo que le rodea.

Me ha parecido una novela extraordinaria. Un clásico imprescindible para tener en nuestra biblioteca.  

Sobre el autor:

Jerome David Salinger (New York, 1 de enero de 1919- Cornish, Nuevo Hampshire, 27 de enero del 2010) fue un escritor estadounidense conocido principalmente por su novela El guardián entre el centeno, que se convirtió en un clásico de la literatura moderna estadounidense casi desde el mismo momento de su publicación, en 1951. Falleció a los 91 años por causas naturales.

No hay comentarios: