miércoles, 24 de agosto de 2016

Zarpemos...



 Impulsemos las velas mientras tenemos luz.

Ahora… que contamos con el favor de este viento azaroso y con la bendición de señales divinas. No hace falta ajustar el axiómetro de nuestro camino si el paso está marcado por las gracias y albricias.
Mi intuición reposa al margen de un Itabo donde nuestros cuerpos se buscan y se encuentran... amándose sobre el verde de una hierba... iluminada por el brillo mercurial de las estrellas.
Zarpemos pues, con el tiempo que nos está permitido vivir, porque mañana tal vez la brisa inánime nos deje sin aliento… y al abrir la puerta nos sorprenda la llegada de un ocaso en el justo momento que ansiáramos partir.


Martha Jacqueline
Del Poemario: Estirpes y credos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...