lunes, 4 de junio de 2018

La Décima Clave por Antonia de J. Corrales



“Dios es el padre de la criptografía. Y la criptografía es más que una técnica para descifrar mensajes ocultos o para ocultarlos, es toda una disciplina con la que puedes llegar a lugares y sitios insospechados, aparentemente invisibles al ojo humano”.

Antonia de J. Corrales



“En los años cincuenta, los estudios que realizó el profesor Schumann constataban que existe un efecto de resonancia en la tierra, el aire y la ionosfera, cuyas ondas vibran en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos y de todos los mamíferos.
Las «ondas transversal-magnéticas», llamadas ondas Schumann en honor a su descubridor, son fundamentales para la vida, y cuando faltan producen graves problemas de salud.
En la actualidad, existe un proyecto relativo a ellas tan controvertido como peligroso. Sus defensores aducen un sinfín de ventajas de carácter científico, geofísico y militar, pero sus detractores están convencidos de que podría tener consecuencias catastróficas para nuestro planeta, desde arriesgadas modificaciones en la ionosfera hasta la manipulación de la mente humana”.


Con este fragmento sumamente inquietante comienza, como nota de la autora, esta extraordinaria novela que tiene como telón de fondo el proyecto tecnológico HAARP (High Frequency Advanced Auroral Research Project), que como muchos conocerán es un programa financiado por la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos, la Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA) y la Universidad de Alaska.

Según la versión oficial su objetivo ha sido estudiar la ionosfera a fin de desarrollar y mejorar la tecnología que utiliza sus propiedades para transmitir radiocomunicaciones y su uso en los sistemas de vigilancia estratégica, como, por ejemplo, los sistemas de detección de misiles.


No obstante, muchos piensan que tiene un trasfondo oculto como la manipulación del clima, provocar terremotos e incluso, alterar la mente humana para poder controlarla. ¿Qué hay de verdad en la versión de sus detractores? De ser cierta estas teorías (que alegan conspiratorias) nos estaríamos enfrentando, como se ilustra en esta novela, a un terrible peligro para la humanidad.

Pero no sólo Estados Unidos es pionero en esta tecnología, también Rusia y la Unión Europea tienen sus equivalentes del proyecto estadounidense. La primera con SURA y la segunda con EISCAT.

La “Décima Clave” se plantea que es un libro de ficción pero que todo lo que en él ocurre podría estar sucediendo ahora mismo.

Realizada esta introducción les dejo una breve reseña sobre la novela:

Hace treinta años, en el norte de España, un grupo de religiosas que residen en un convento comienzan a mostrar signos de una misteriosa enfermedad que está acabando con sus vidas. Para solucionarlo son requeridos en el lugar doce forenses, diez de ellos sordomudos. Con el transcurso del tiempo, dos de los miembros del grupo de investigación son asesinados de una manera brutal: decapitados, con evidentes muestras de tortura y rodeados de extraños símbolos matemáticos y religiosos.
Pasadas estas tres décadas, el forense Enrique Fonseca recibe una nota y un paquete procedente del convento donde se le anuncia la muerte de Sor Vasallo, quien había tenido una relación muy estrecha con el señor Salas, amigo y mentor de su progenitor, fallecido en idénticas circunstancias que el mismo.
Este anuncio conducirá a Enrique a una investigación que ha estado posponiendo durante toda su vida pero que le llevará a descubrir lo que realmente sucedió en la muerte de su padre.

Debo agregar que “La Décima Clave” nos mantiene en suspenso durante toda la lectura. Aborda temas que necesitan conocimientos históricos, religiosos, matemáticos y criptográficos por parte de los protagonistas.

Una obra que dejará satisfecho al lector más exigente.

Martha Jacqueline Iglesias Herrera



Sobre la autora: Antonia de Jesús Corrales Fernández nació en Madrid, ejerció la administración de profesión, y comenzó a escribir en 1989 como colaboradora en una revista profesional con artículos y viñetas humorísticas. En el 2000 inicia su labor colaboradora en la sección de opinión del periódico comarcal “El telégrafo”.
Ha sido galardonada con el primer premio del “Concurso de cuentos Ciudad de Marbella” Internacional (2001) y ha resultado finalista en otras convocatorias. En 2003 su relato Las lágrimas del mar es seleccionado en el I Certamen Internacional de relato breve convocado por “La lectora impaciente” y publicado en la antología del certamen.
Es autora de cuatro novelas, dos de género intimista y dos de suspense. En la actualidad, aparte de seguir con sus colaboraciones y textos de narrativa breve, está preparando su próxima novela de suspense.