viernes, 8 de enero de 2021

¿Y a los sub-subsidios, cuándo les toca la Mesa?

 

Por Arturo Mesa

Yo creo que, en algún momento de la partida, alguien ha confundido los términos de inversión con subsidio. Hoy se habla en cuanta reunión exista, sobre la necesidad de eliminar subsidios y, como al parecer, no se ha explicado qué es un subsidio y qué es una inversión, pues a la calle se han lanzado los directivos, machete en mano, para cortar todo lo que en su limitada visión termina siendo algún tipo de pérdida para la empresa o entidad, sin valorar que esa pérdida a nivel de su entidad, resulta ser un bien social a una escala mayor. Aun peor, se nos dice que la economía es centralizada, pero parece que hay un eslabón que no entendió esa parte y que se mueve entre lo que es microeconómico y su engranaje con lo que resulta macro social. Si usted me sube el transporte, se me hace difícil ir a trabajar, y afecto mi actividad laboral, además de mi tiempo –entiéndase calidad de vida. Si me sube la malanga, voy a caminar todo mi Luyanó hasta que aparezca, afectando así, mi tiempo –entiéndase calidad de vida. Usted pudiera alegar que “subimos el salario x 4.9”, y es correcto, y es justo, y es un plan inteligente para devolver al profesional, a la esfera en donde resulta más necesario. Ahora bien, si usted le sube a cualquier producto de los imprescindibles, más que ese 4.9 no ha hecho nada, y según la tasa resultante así será la presión para llegar a fin de mes, lo cual se traduce en pobreza. De hecho, y en buena lid, para mejorar las condiciones de vida actuales, si era su plan, usted no debería subir nada por encima de x tres, y cuando analiza bien, los mandados están ya por encima de x8, la luz x4 y tanto; el gas por encima del x20 y los alimentos del agro, que ya iban por el tres, habría que ver a cuanto se normalizan una vez que vuelvan a aparecer.

Un centro de atención al adulto no tiene como objetivo generar ingresos sino beneficios, lo mismo que un teatro o un museo. Se llama esfera improductiva, pero no por ser improductiva deja de ser necesaria y la debe cubrir la esfera productiva. Una investigación genera beneficios a largo plazo y la debe cubrir alguien, pero mientras dure, es una inversión y no un subsidio, ya dará sus beneficios que pudieran ser económicos o sociales, incluso puede que no los dé, pero el desarrollo pasa por ahí. “Houston, we have a problem”.

 

Ahora se le ha subido el precio al teatro. Las entradas cuestan tanto, y la razón es que no se puede seguir subsidiando ¿Y desde cuándo la cultura se utiliza para generar ingresos? ¿De qué estamos hablando? ¿Comercialización de la cultura? Sin tener en cuenta la cantidad de extranjeros que visitan los museos y teatros, pagando por diez el precio de las entradas, cuenta que, además, no se muestra en los tales “subsidios”. Habría que preguntar cuánto ingresa Tropicana, o Bellas Artes o tales y más cuales centros nocturnos en condiciones normales. Existe un concepto que se denomina calidad de vida, que en las condiciones actuales y con los precios “¿ajustados?” está sufriendo a niveles nunca antes vistos.

Un ejemplo de la aparente improductividad a la que hice referencia es el siguiente: Si usted trabaja en tal Museo y hace recorridos en neozelandés (claro me circunscribo a la esfera de mi conocimiento), pues ahora usted va a cobrar creo que unos 3000 pesos, pero por la entrada y su servicio se le va a cobrar al extranjero un aproximado de 300 pesos, multiplicados por diez daría el salario suyo cubierto en un solo día, con solo visitar diez neozelandeses. ¿Y el resto del mes? Pues si usted va a sacar la cuenta de la electricidad que bastante alta la dejó, debería tener en cuenta que el salario también ha estado y sigue estando subsidiado, no no no, espérese, déjeme decirlo mejor: el salario ha estado sub- subsidiado con anterioridad y también hoy, posterior a la tarea ordenamiento.

Si yo vendo el destino Cayo-Coco, me pagarán unos 4000 pesos de salario. ¿Y cuántas personas no visitan Cayo coco en el año? ¿Y cuantas lo visitarían si yo no hago una buena gestión de ventas? Es decir, con la venta del destino a dos clientes, es suficiente para cubrir mi salario de todo el mes. Entonces, si usted habla de subsidios, yo hablo de sub-subsidios. ¿Estoy sub-subsidiado o no? Si usted lo quiere ver como una inversión, pues yo lo veo como subsidio y por consiguiente si todas estas subidas de precio usted las ve como subsidios, pues yo la veo como inversión. ¿Qué le parece?

Lo mismo sucede con un profesional de biotecnología y sus creaciones: es decir, un medicamento nuevo que pasa a ser logro de la biotecnología y por ende producto exportable. Igual con los productores agrícolas que hoy producen el jugo de caña y sus alcoholes y de ahí aparece el ron que tanta divisa genera. ¿No estarán ellos también sub-subsidiados? ¿O los caficultores o la empresa de la pesca de la langosta y el camarón? ¿Qué por ciento de esa pesca reciben sus trabajadores? Entonces, vamos a recapacitar que no es lo mismo inversión que subsidio, ni es lo mismo inversión para un ingreso económico que inversión por un bienestar social. ¿Quién dijo que el SAF se concibió para generar ingresos? Esos mismos abuelos, estuvieron sub-subsidiados la vida entera y que... ¿ahora hay que cobrarles los almuerzos? Dicen los ingleses (país muy capitalista él) que los museos son gratis, y el periódico también, los españoles que vengan los domingos, gratis también. Los alemanes por el estilo. Entonces vuélvanse a sentar (no se preocupen, seguiremos subsidiando sus salarios) pero esta vez no por 10 años, háganlo con seriedad, como si hubiesen estudiado humanidades y economía. Por ahí hay algunos, no crean que le saben y hasta salen hablando por televisión, lo que hay que comprar más calculadoras, y nada, vean esa compra como una inversión.


No hay comentarios: