martes, 13 de marzo de 2018

Sola para tu boca (poema)

(Escribo mi nombre
y me acuchilla el tuyo…
digo mi sed
e imagino tu agua…
pienso en la caricia
y me asesina tu tacto…)


Llueve…
y quiero ahora cubrirme con tus besos,
sola para tu boca,
triste por tu mutismo,
idílica,
          inspirada.

Ay, dónde estás,
heme aquí aburrida
de serle a los conmigo,
mira…
hagamos de marzo
nuestro mes,
habitemos la locura de vivirnos…
fíjate que voy plural,
trágica,
            siniestra,
paseando entre tus versos
sin otra señal que tus palabras
                                 (-faro mío-)
para esta noche oscura.


¿Qué hallas en tu cerrada puerta
que yo no pueda darte?
¿Qué ves en tu silencio:
-esa luz que creces con los años-?

(Tanto resplandor me ciega…
maldita ascua,
veneno,
             vértigo
de los sueños que llegan
y no pasan).

Sal de la oscuridad,
(se nos acaba el tiempo)
y mi hechura de hembra
hoy
como siempre,
como tanto,
                  te aguarda…
para este lecho solo
donde te espero,
porque en mí
se renueva todo el fuego,
toda el agua.

Ay, dónde estás…


Martha Jacqueline Iglesias Herrera
Del Poemario: “La piedra del designio”
Publicado Vía Email