miércoles, 21 de septiembre de 2016

Centinela



Esperas.
A veces sabes que nada llegará
porque nada se anuncia.

Todo fue barajeado,
picado en dos el mazo,
leído.

Irremediablemente,
no habrá más detenimiento
ni séquito más bullicioso
que el de la palabra que no está,
y el de ese talismán
exonerado de su oficio.

¿Qué cielo se salta de tus ojos,
para oficiarte este vuelo irremediable
donde cayendo vas, Ícaro?

Ya ves que te ensombreces.
Intenta algo con la noche.
La voz del barro se te duerme
y haces la sombra
moldeando la falta con tus manos:
y es muerte que recibe,
un frío vertical que te hace señas.

Tú miras su querido ausente y lo saludas.
Así, como si en realidad existieras.


Martha Jacqueline
Del Poemario: "Topografías del silencio".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...