miércoles, 24 de agosto de 2016

Proyecto Janus...



  Blenchi-Motel Katav

El pequeño caduceo de oro resplandecía por la luz del sol que entraba por la ventana abierta de par en par. Exhausto por los acontecimientos de los últimos días, Víctor Scheffer, con muchas preguntas aún sin contestar, se tendió sobre el revoltijo de sábanas sucias que la empleada del motel aún no había tenido tiempo de cambiar. Con los ojos rojos por el efecto del alcohol, echó una mirada, a duras penas, en derredor. Sobre la mesa de cristal ahumado yacía todavía el dedo humano que le había servido para burlar la contraseña de la laptop. La huella digital había quedado impresa también junto a la cruz que servía de perno de sujeción al portafolios con medio millón de dólares americanos. Por un momento se quedó mirando a la pared. El cuadro, colgado frente a él, que representaba el corazón del estado de Rajasthan, entre las llanuras de Pundjab y Cachemira, estaba confeccionado con la misma tierra que el pueblo de Rom hacia el año 900 a.c, había pisado en su diáspora. De autor anónimo y bajo el título de: “Retablo de las máscaras Gitanescas”, ostentaba el exterminio sufrido por las prácticas etnocidas en un camino de más de mil años.
Ese cuadro era un puente entre el pasado y el futuro, pensó Víctor mientras recordaba su paso por el Sena, por el Pont Neuf, el puente más antiguo de París. Desde ahí había divisado el enorme edificio de la Conciergerie, donde tendría lugar el intercambio planificado desde el mes de septiembre. Su antiguo contacto le había pedido que verificara la veracidad de la información. Los rumores de que von Berg se encontraba en Eslovaquia parecían del todo fidedignos. De ser así su marcha a Bratislava sería inminente con el fin de dilucidar las cuestiones referentes a la explotación de los grandes yacimientos de carbón. Pero nada había sucedido según lo acordado. Los secuaces de von Berg habían atentado contra la central eléctrica antes de lo previsto, y ahora se dudaba del material importado por no responder a las condiciones técnicas exigidas.
Víctor lanzó un suspiro hondo y alargó la mano hasta la mesa. Consiguió alcanzar el dedo y jugueteó con él por unos instantes. Se quedó mirando el cambio de color de la piel en el lugar donde debió ir el anillo con forma de caduceo. Pensó en lo breve de la vida y en cómo sería su final algún día. Luego lo envolvió cuidadosamente en una servilleta y lo tiró por el caño de servicio. Revisó el portafolio con el dinero pero pasó por alto la barra parpadeante colocada en uno de los fajos de billetes.
De haberse percatado a tiempo de este hecho, no se hubiera colocado en una penosa y difícil situación.


Martha Jacqueline
Fragmento de la novela en construcción: "Proyecto Janus"
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...