viernes, 3 de junio de 2016

Sombra...




 a Esteban Fernández

Pude verte… estabas en mi mente
sobre el espacio sin nombre de un olvido esencial…
Era distancia la claridad sin forma de tu abrazo,
no siendo eras tan mío que dolía
la nada de tu entrega inmemorial.

Galán y pasajero,
solo con tu equipaje de confesiones,
no siempre puedo imaginarte viniendo sin estar.

(Logro verte…
las palabras crepitan sobre la ceniza
del silencio,
y estás,
como una bruma de temblor)

Tu ausencia me está fraguando
desde la esquina azul de otro recuerdo.
¿Acaso pensaste que no te pensaría
desde el rincón oscuro de mis sueños?

Amor del barro,
desnuda llegué a tus manos únicamente…
temblorosa de luz,
lastimada de estrellas y de cielos.

Compañero…
Tócame con tu prisa y con tu nada,
aunque no existas… solo siendo…
¿estás, aunque solo pueda mirarte desde lejos?

Martha Jacqueline

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...